Estudio revela que el 83% de los argentinos elige ir al cine para escapar a la rutina

En el marco de su campaña integral “El cine nos hace bien”, Cinemark y Hoyts desarrolló un estudio que demuestra lo enriquecedor que es ir al cine. Una encuesta online realizada a usuarios de Cinemark-Hoyts, develó que el 83,2% de los consumidores considera que ir al cine es su actividad recreativa favorita sobre ver televisión, ir de compras o hacer deporte.

Basado en este dato se consultó al psicólogo Ariel Ghirelli, que explica que ir al cine produce una estimulación especial e incrementa los niveles de dopamina, el neurotransmisor que nos otorga la sensación de felicidad, plenitud y regocijo. Además de ser uno de los planes más convocantes cuando hablamos de ocio, nos nutre y nos hace pasar un momento agradable y sumamente sensorial.

“La psicología investigó los aspectos positivos que brindan las actividades recreativas en las personas. En dichos estudios, el cine se convirtió en la actividad de entretenimiento más masiva y con un alto poder de recordación. Los espectadores no solo tendrán memoria de haber visto determinada película sino en las circunstancias en la que la vieron”, comentó el Lic. Ghirelli.

La encuesta realizada por Cinemark-Hoyts demostró que ir al cine es una vivencia que está sumamente instalada en la sociedad y no pasa de moda. La gran mayoría de los encuestados (un 48,8%) no se pierde un estreno y el 39,6% asiste al cine al menos seis veces por año.

“Cuando lo hace está formando parte de una experiencia social, en la cual no sólo comparte la sala con las personas con las que eligió, sino también con un montón de extraños. Todos estarán allí reunidos con un mismo fin: entretenerse y pasar un momento agradable”, explica Laura Najlis, Directora de Marketing y Comercial de Cinemark-Hoyts.

Salir para hacer una actividad recreativa nos conecta con otros de una manera directa. Según la investigación de Cinemark-Hoyts, la mayoría de los espectadores elige ir en familia o con sus hijos. Lo hagamos solos o acompañados esta actividad colabora en vencer nuestro estado de confort. De hecho, la psicología desarrolló una rama de estudio que es la Filmoterapia, que estudia los estados inconscientes de reflexión.

Ir al cine nos conecta con nuestras emociones, muchas veces tapadas por nuestra rutina cotidiana. Es un momento donde nada nos interrumpe, dejamos de lado nuestra vida cotidiana e incluso nos olvidamos de nuestros teléfonos. Afuera quedan las preocupaciones, el estrés, el movernos en forma automática y mecánica; para solo dejarnos llevar por una apasionante historia. Es por eso que “El cine nos hace bien”.

¿Un dato? El Cinemark de Mendoza, que está en Palmares Open Mall, cuenta además con un Lounge, ubicado en el lobby del cine, donde se puede comer o tomar algo antes o durante la película. Incluso, podés pedir algo y te lo llevan hasta la sala comfort, que es de lujo y tiene butacas súper cómodas, anchas y reclinables. Están a la venta, además, vinos por copa de varias bodegas locales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s