Lele: “Las conservas en mi cocina son marca registrada”

Cinzano acompaña a Lele Cristóbal, creador del mítico Café San Juan y CSJ, La Vermutería, en su nueva propuesta: CSJ Taller Gastronómico, el espacio donde el cocinero prepara sus conservas. Es una pequeña fábrica ubicada en San Telmo donde elabora productos para llevar el concepto de vermuterías a todo el país.

Lele es un apasionado de las conservas y los aperitivos. Con cada una de sus propuestas busca reinventar las tradiciones, impulsando desde hace más de 15 años la tendencia gastronómica de volver a lo casero y familiar.

“Esta idea surgió hace 3 años cuando Cinzano me propuso hacer un recorrido muy especial por distintas ciudades de España y ver en vivo los secretos del vermut de cada lugar. Recorrimos desde fábricas hasta bares. La primera parada fue Barcelona y allí fui viendo cómo sirven el vermut en cada lugar”, recuerda Lele.

Luego de dos años de trabajo, él está a punto de comenzar la producción de sus propias conservas para seguir acompañando al vermut y expandir las vermuterías en ciudades del interior de Argentina.

El enlace entre conservas y vermut está ligado a los tiempos en que los inmigrantes le dieron una nueva forma a la cultura de nuestro país. Italia ha sido históricamente referente del aperitivo.

La gran corriente italiana que llegó a Argentina entre 1880 y 1950 instauró un ritual en la mesa que resistiría el paso del tiempo: los tragos que se renuevan, la charla sostenida y la picada como compañera inseparable. Asimismo, la fusión con la cocina española generó propuestas de conservas y tapas que unen a ambos países.

Las conservas nacieron con un objetivo claro: conservar la vida útil de un alimento de estación en el tiempo, más allá de sus límites naturales. Actualmente, gozan de un lugar culinario destacado y mucho más glamoroso, en la forma de una delicatessen de alta calidad, que en sus orígenes.

“Estuvimos en Asturias, Mendavia, Laredo, Prenafeta, Prendes, Cantabria y Bilbao probando de todo. Ese conocimiento que incorporamos en Europa, más el apoyo y asesoramiento que recibimos del INTI, nos permitirá tener la primera carta de vermutería en conserva”, agrega Lele y remata: “Las conservas en mi cocina son una marca registrada y todo eso que vivimos con Cinzano me llevó a querer encarar este proyecto”.

Al respecto de las posibilidades a futuro que abre toda esta experiencia, Lele vaticinó: “Esto nos permitirá abrir una vermutería en cualquier ciudad de la Argentina. Vas a tener el Vermut de la casa y lo que se sirva va a venir en frascos o latas”.

Lele y las conservas

“Trato de que cada conserva que hago me recuerde a algo, esto tiene que ver con alguna preparación de mi abuela asturiana y con el legado y las costumbres de cada familia. Cuando abrís una conserva, te tienen que emocionar los sabores que encontrás en ese frasco o lata”.

A través de las conservas, le das la posibilidad a los consumidores de probar producto de estación en cualquier momento del año, sin la necesidad de estar cerca geográficamente. Hay mucho amor, mucha dedicación y tiempo dentro de ese frasquito”, expresó Lele Cristóbal, quien además está abrirá un hotel boutique en San Telmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s