Buscan que los mendocinos consuman más chivo

El Programa ProHuerta y el INTA realizaron una degustación exclusiva en Francesco Ristorante de la carne de chivo de Kume Matru. Se trata de una marca proveniente del sur de la provincia, generada por productores vinculados a la organización de pueblos originarios Malalweche, que comercializan directamente de productor a consumidor.

 Los objetivos fueron: presentar los productos de carne caprina Kume Matru y así lograr que restaurantes del centro sumen la carne de chivo a sus cartas y poner en valor la marca Sabor a Mendoza, que tiene al chivo (carne de la región) como uno de los ejes fundamentales de sus programas.

Durante la degustación, reconocidos chefs como Santiago Orozco (Francesco Ristorante), Ana Paula Gutiérrez y Gustavo González (San Rafael), Leandro David Ramos (Verolio) y Mauricio García Hudson (Ceibo) deslumbraron con recetas que contemplaron la carne de chivo como ingrediente principal.
Los platos

Durante la recepción hubo paté a la pimienta, escabeche clásico y arrolladito caprino, a cargo de Ana Paula Gutiérrez y Gustavo González, del Instituto de Gastronomía Argentina (IGA) San Rafael.

También se sirvieron pasteles de chivo, receta de Ana Paula Gutiérrez para la pulpería del Laberinto de Borges, en San Rafael; hamburguesas de chivo con rúcula y queso provolone, de la cocina de GIO Bar; tosta de focaccia con ricota y chivo en cocción lenta marinado en oliva y hierbas frescas, por Leandro David Ramos; y pastel de chivo al horno de barro, de Ceibo Restaurante.

Como principales, los invitados se deleitaron con un estofado de chivo de la comunidad LOF Malal Pincheira, de Malargüe, a cargo de Rosa González y Margarita González; un chivo calabresa, capelettis de chivo en crema de queso tipo parmesano y lasagna de chivo y berenjenas con salsa filetto; tres platos que fueron preparados por el flamante chef de Francesco Ristorante, Santiago Orozco.

Entre los platos dulces se destacaron la granita de pomelo rosado y pétalos de rosas, de Francesco Ristorante; la crema de oliva, zapallo en almíbar, figura de chocolate, de Ana Paula Gutiérrez y el queso criollo y quinotos en almíbar, de Ceibo Restaurante.

img_7671-2
Estofado de chivo.

 

Sobre la carne de chivo Kume Matru

La carne caprina es saludable. Según estudios, la carne caprina es naturalmente dietética e hipocalórica, ya que tiene bajo contenido en grasas saturadas. El chivito es un producto de temporada de verano: nacen en octubre y son criados a corral con leche de cabra. Es un animal de entre 2 y 4 meses que pesa entre 5 y 8 kilos y que está disponible desde diciembre hasta marzo.

La cabrilla, en cambio, es un animal de entre 5 a 7 meses que subió a la zona cordillerana de la veranada, comiendo los pastos ricos de esta zona. Los piños de cabras se van a la zona alta de la cordillera en forma de arreo durante tres meses; dejando descansar la flora de la zona más baja. A la vuelta de la veranada la cabrilla pesa entre 10 y 14 kilos.

La cabra es un animal de entre 3 a 5 años que ya ha tenido ciclos de reproducción y trashumancia. Es un animal que pesa entre 15 y 28 kilos y la carne es más sabrosa.

La de refugo es un animal de 6 a 7 años que ya cumplió sus ciclos reproductivos. Los productos disponibles a la venta son: el chivito (5-9 kgs.); la cabrilla (10-14 kgs.); la cabra (15-18 kgs.); y la cabra de refugo (10-14 kgs.). Se venden de forma congelada, entero o cuarteado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s