Visitar Bodega Cruzat y descubrir la magia de las burbujas de Don Pedro Rosell

Además de ser la única bodega en Sudamérica que elabora espumantes utilizando solo el método tradicional o champenoise, Bodega Cruzat es una de las más entretenidas para visitar. Esta recomendación vale tanto para mendocinos como turistas y familias.

La propuesta de visita es lúdica, completísima e incluye una increíble vista de la cordillera de los Andes.

“Bienvenidos al lugar donde se habla el idioma de las burbujas y se respira a cada paso la sapiencia en la elaboración de espumantes de gran calidad”, es la frase madre de este establecimiento de capitales chilenos y argentinos, cuyas botellas son reconocidas en el mundo entero.

home2
Gentileza Bodega Cruzat

Al ingresar a la bodega, nos recibe Lili, una sommelier colombiana que hizo de Mendoza su hogar hace un par de años. Lo primero que nos explica es que en Cruzat, el 80% de los procesos se hacen de manera artesanal. Además, nos adelanta que seremos testigos de TODOS los pasos necesarios para crear un espumante.

Así las cosas, nos introducimos en los viñedos de Pinot Noir y Chardonnay, los mismos que reciben a los visitantes al ingresar al establecimiento. Si uno gusta, además de la explicación clásica de la guía, se puede tomar cartas en el asunto y colaborar con la cosecha manual.

Al ingresar nuevamente, conocemos el proceso al que se someten las uvas, la máquina en la que se prensan y los tanques en las que el líquido descansa. Durante el recorrido, descubrimos la historia de Don Pedro Rosell, el hombre que más sabe de espumantes en Argentina.

Frecuentemente, el enólogo es apodado “el señor de las burbujas”, ya que hace más de 40 años que se dedica a la creación de espumantes, tanto en Francia como Argentina.

A continuación, bajamos a la cava donde se pueden ver las botellas con las levaduras decantadas. Al momento de la visita, en ese espacio húmedo y frío, hay 150.000 botellas atravesando el proceso mediante el cual se crean las burbujas.

home1

De allí, pasamos a la máquina de degüelle y luego, a la que coloca el corcho en las botellas. A pocos metros, vemos cómo se estampan las etiquetas de forma manual. Verdaderamente, vivenciamos todos y cada uno de los pasos que hacen falta para crear un espumante de Cruzat.

Desde la Bodega se esfuerzan justamente para que el visitante aprenda, identifique y compare su proceso con otras elaboraciones de espumante tradicional.

El último paso es el más esperado: la degustación. Se puede elegir entre tres líneas y se prueban tres etiquetas, mientras se disfruta de un paisaje espectacular.

Opciones de degustaciones

IMG_4880

IMG_4881

La Bodega

Fue fundada en el año 2004 por un grupo de empresarios chilenos y por el Ingeniero Agrónomo y Enólogo Argentino Pedro Federico Rosell. Desde sus inicios, el objetivo ha sido desarrollar vinos espumosos de primera calidad para el segmento de alta gama.

home5

¿Querés ir?

Bodega Cruzat

Costa Flores s/n Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza

De lunes a viernes, a las 9.30, 11, 12.30 y 15

Sábados y feriados, a las 10, 11, 12.30 y 15

info@bodegacruzat.com y eugenia@bodegacruzat.com

261 – 5620390 / 261 – 2545171

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s